“Yo encontré los rollos perdidos de Metrópolis”

Metrópolis (Fritz Lang, 1927)

Imagen

Imagen

Cualquier amante del cine, y especialmente del cine mudo, hubiera dado cualquier cosa por la gloria de haber descubierto el material perdido de la genial Metrópolis, ¿no creéis?
Todo comenzó cuando a Fernando Martín Peña, coleccionista y restaurador de cine argentino, un viejo proyeccionista le comentó por casualidad que la película duraba más de dos horas. Esto llamó mucho su atención, pues la versión oficial, la que todo el mundo conocía, duraba mucho menos. A partir de ahí comenzó su aventura, junto con otros expertos en Argentina, para buscar la versión extendida (¿y quizás completa?) de Metrópolis que se había proyectado en este país décadas atrás.

El arduo proceso de búsqueda dio su fruto en julio de 2008: la vieja copia (un duplicado negativo de 16 mm.) apareció finalmente en un almacén, en medio de un inmenso caos de cintas y latas de cine, y para sorpresa de todos, contenía los rollos perdidos: 25 minutos extras de la película, con un contenido tan relevante que alteraba todo el guión de la película, tal y como la conocíamos. Los nuevos rollos demostraban así que Metrópolis era mucho más que una película de ficción.

La restauración.- En 2010, y gracias a las nuevas tecnologías digitales se pudo mejorar la calidad de las imágenes. Para los técnicos restauradores fue un gran desafío, sobre todo por las grandes rayas oscuras que recorrían los fotogramas de arriba a abajo. El proceso de la restauración duró alrededor de un año y costó 600.000 €.

Imagen

Una última cosa: los expertos repiten siempre que ninguna restauración es definitiva. De hecho, esta película ya se había restaurado otras veces (la anterior había sido en 2001). Cualquier día puede aparecer un nuevo fragmento de la película o cualquier nuevo testimonio que haga que nos tengamos que replantear la última versión restaurada. Por eso todas las restauraciones tienes que ser reversibles.

¿Por qué no se conocían esas escenas?: En el cine mudo se filmaba con cámaras distintas según cuántos negativos se necesitaran para distribuir. En el caso de Metrópolis se necesitaban tres negativos para tres mercados distintos, Alemania, Norteamérica y el resto del mundo. Por eso se generaron versiones distintas. Cuando la película fue estrenada, el 10 de enero de 1927, duraba unos 153 minutos. Después se fue recortando para hacer distintas versiones para cada mercado, hasta que con el paso de tiempo, llego a nosotros en una versión de 90 minutos. ¿Sabes que todavía falta por encontrar un último fragmento de la película? ¡Y los expertos creen que podría estar en España!!!!

¿Cómo eran las escenas perdidas? El laboratorio Kino Lorber, que hizo esta restauración, te las muestra aquí.

Puedes leer la historia del descubrimiento de la nueva versión aquí.

Y toda la información sobre la restauración de esta película la tienes en “The complete metrópolis”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s