RECUPERAR EL CINE

La conservación de todo nuestro patrimonio cinematográfico está en peligro. Ya se han perdido miles de películas que nunca jamás volverán a ser vistas. Hasta la década de 1950, momento en que fue prohibido por ser autoinflamable, el nitrato era el material con el que se fabricaba la película fílmica. Por ello, muchos archivos ardieron y perdimos para siempre todo su legado.

Imagen

Imagen

En 1889, la firma Kodak Company, construyó aparatos para hacer película fotográfica de celuloide con soporte de nitrato, y aún conociéndose su peligrosa inflamabilidad, no pudo ser sustituido hasta inicios de la década de 1950, al implementarse el acetato de celulosa no inflamable. Nacerían así las primeras placas y películas designadas por sus fabricantes como “safety films”.
Pero ni siquiera estos “safety films” o “películas seguras” se hallan a salvo del paso del tiempo, ante el cual es, el mas anciano de todos loa materiales, el nitrato, quien corre serio peligro. Muchas de estas películas tienes mas de cien años, por lo que el poco cine que se ha conseguido salvar de finales del siglo XIX y principios del XX están en una situación acuciante y necesita ser restaurado y digitalizado.

Imagen

Imagen

Por todo ello, decimos que el Nitrato no puede esperar, que el tiempo corre en nuestra contra si es que queremos evitar la perdida definitiva de nuestro patrimonio cinematográfico. A nadie le extrañaría que se intente salvar un cuadro de Velázquez, un Van Gogh o un Picasso, pues es algo que todos consideramos como bien cultural común. Y es que, en ocasiones parece que el cine, al no estar colgado en un museo, no muestra de manera tan evidente la importancia que tiene dentro de la historia de la Humanidad. Gracias al cine sabemos como vestían los abuelos de nuestros abuelos, los vemos cobrar vida ante nuestros ojos, sabemos come eran nuestras ciudades hace un siglo o tenemos el testimonio directo en imágenes de momentos históricos importantes y de toda índole: desde la primera o la segunda Guerra Mundial, hasta la llegada del hombre a la luna.

Es un enfermo al que hay que cuidar y, no, el nitrato no puede esperar.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s